17/01/11 TOP 10 UMO: En tan sólo una semana, "Kush" de Dr. Dre ha alcanzado el primer puesto. Dirty Money, Michael Jackson, Melanie Fiona, Kanye West & Jayz y Lil' Wayne, nuevos candidatos. ¿Quién ocupará el nº1? Depende de ti. Ya puedes votar por tu canción favorita. El plazo para participar finaliza a las 0:00 (hora peninsular) del próximo domingo 23 de enero.

lunes 20 de diciembre de 2010

ENTREVISTA EXCLUSIVA: Juan Profundo

Haz click para leer la entrevista completaPor Alberto Comeche

Juan Profundo no vuelve porque, según nos indica él mismo, nunca se ha ido. A Lo Perruno es el tercer disco que el Juan Palomo de Rubí pone en las tiendas, tras un hiato de 5 años desde el lanzamiento de su anterior álbum, 4º 4ª. Editado por SFDK Records, tenemos ante nosotros un trabajo cargado de mensaje, historias de barrio, humor, mala leche y ritmos gordos; donde no hay cabida para las luces de neón, el champán, los flashes, ni siquiera para el futuro inmediato, lo principal es el presente. Diseminado en 17 capítulos, Juan Pro dispara ante todo lo que se le pone por delante, sin pelos en la lengua, pero lo hace con estilo, con su propia marca, demostrando que el ingenio de su estilo propio era mucho más que el nombre de una canción.

UrbanMusicOnline.net: Aunque en este 2010 has ido sacando material previo al LP, podíamos decir que desde 2005 no hemos tenido prácticamente noticias de Juan Profundo con proyectos individuales. Hablamos de un hiato de cinco años, donde has estado colaborando en proyectos de terceros. ¿Ha sido un tiempo para la reflexión? ¿Necesitabas un descanso? ¿Has llegado a estar desilusionado o desengañado con los mecanismos que mueven este negocio?
Juan Profundo: En estos cinco años he estado trabajando a piñón y todo eso es algo que iré sacando en elcuartocuarta.com. No ha habido descanso, ni reflexión, ni desilusión, ni sorpresas; ya que me he mantenido firme y fiel a mis principios. Solo he estado escribiendo mucho, componiendo beats a cascoporro, ahorrando para comprarme mi equipo nuevo y disfrutando de la vida con mi pareja, mi familia y mis amigos.

UMO: El concepto de todos ellos es de publicarlos de forma gratuita, aunque el disco has decidido comercializarlo con BOA, que de algún modo te garantiza una buena distribución. ¿Tenías claro que el LP debía contar con una distribución importante o surgió cuando el proyecto ya estaba confeccionándose?
JP: Claro que tenía a BOA en mente, porque tiene mucho peso y sigue dando soporte a los artistas, aún sabiendo cómo están las cosas, hoy por hoy, en el mercado musical. Es importante que el contenido de un disco sea bueno, pero si no tiene una buena distribución y una promo decente, el disco solo acumulará polvo en las estanterías de las viejas tiendas de compra/venta a un precio sumamente reducido. Tenía ganas de volver a montar un LP y pensé que ya era hora de sacar el tercer disco, aunque fuera por internet en descarga gratuita. Pero después de hablar con varios artistas del panorama nacional y enseñarles el 80% del disco, me dije a mi mismo que tenía que ser editado, ya que todos hicieron una muy buena crítica del proyecto. Lo del sello surgió de manera espontánea, pues con 14 temas grabados todavía no sabía por dónde iba a saltar la liebre, así que, me puse en contacto con Acción Sánchez y le pareció cojonudo sacarlo por SFDK Records. Tanto Oscar, Zatu, Francisco Valenciano, como Quilate o Dycache de Falsalarma me han apoyado y han sido pilares en la construcción de este tercer trabajo y les agradezco todo el tiempo que han gastado en colaborar conmigo.

UMO: ¿Qué es lo que te ha hecho coger fuerzas y plantearte marcar un cambio? ¿Tan necesario era restablecer los valores que han modificado algunos papanatas?
JP: Cuando digo que marco un cambio es una manera de decir "yo sigo haciendo lo que se supone que empecé a hacer", que es hablar de lo que es justo e injusto desde mi punto de vista, lo cual me hace diferente a los demás. Cuando una persona se pone a componer una canción lo hace para transmitir un mensaje, algo que atraiga la atención del oyente y que a éste le aporte un punto de vista diferente sobre un tema. Al exponer tus reflexiones al público das paso a que algunos compartan tus opiniones y a que otros discrepen, lo cual me parece cojonudo, ya que no todos pensamos de la misma manera y eso nos hace uno por uno únicos. Sin embargo, no comparto temáticas que elogian el consumismo, la riqueza o lujos más allá de nuestro alcance. Incluso el de ellos mismos. No hay que olvidar quiénes somos y de dónde venimos, que no todo el mundo se encuentra en una buena situación y no necesita ver como unos famosos le restriegan el dinero que les sobra por la cara. Creo que más de uno debería rebobinar cinta y volver a sus principios.

UMO: "A Lo Perruno", así es como has querido bautizar tu tercer largo. Más allá del cachondeo del nombre, que por otro lado es algo que se te asocia por inercia, estamos convencidos de que el título tiene su significado y que recoge una filosofía.
JP: Nombré así el LP por una canción que me representa de la hostia en el disco. Fue cuando grabé con mi hermano Kuko Jones el tema así titulado. Tenía varias ideas para el título del álbum, pero no me convencían del todo. Para mí "A lo perruno" es una manera de hacer y deshacer en la vida: siendo tenaz, agudo y constante, pero libre de bozal y de dueño. El perro que no se deja amaestrar y que no es sumiso por muchos palos que reciba en la vida. Como el perraco, que si le tocas los cojones, acaba mordiéndote sin pensárselo dos veces. Que cada perro se lama su pijo y con mucho esfuerzo y ganas de seguir para adelante, uno consigue ser independiente y pasear sin collar por el camino de la experiencia.

UMO: Lo mismo podemos decir de la portada. En un momento en donde todo el mundo quiere tener una portada despampanante, cargada de parafernalia y Photoshop, tú te posicionas con una imagen sencilla y directa. ¿De algún modo quieres ejemplificar que el contenido del disco es así de vertical?
JP: Por supuesto. Creo que una portada dice mucho del contenido del disco. Es una portada seria, sin retoques de Photoshop, lo cual te está diciendo que las canciones son puras y transmiten un mensaje. Yo aprecio toda la música que está bien hecha y cada artista sabe que, depende de cómo se promocione o venda su imagen, puede ser etiquetado injustamente por los medios u oyentes. En resumen, una portada cruda como “A lo perruno” ya te dice que el disco es crudo, sin adornos, sin brillos y sin parafernalias, porque eso para mi es el rap.

UMO: Hay artistas que al igual que tu son críticos y realistas con todo aquello que nos rodea, pero Juan Profundo le da ese toque de humor ácido y desenfado que quizás te sirve para que el oyente no caiga en el mecanismo de decir "lo mismo de siempre". ¿Consideras que un poco de ingenio, que un cambio en la forma de decir las cosas podría ser mucho más impactante para el mensaje y así prestar más atención a la idea que se intenta transmitir con las letras?
JP: Eso es exactamente lo que a muchos les falta, sin duda. Los grandes humoristas desenmascaran a políticos y a famosos con el don del humor y el cachondeo. Estos llegan a donde se proponen y hacen mella donde otros no consiguen ni la atención del público. A mi personalmente me sobra un poco la postura de chico duro y serio, pues es algo que ya hemos visto y oído demasiadas veces. No digo con esto que nos vistamos de payasos y nos pongamos todos a hacer el numerito en la tele, pero si podríamos dedicar un poco más de tiempo a soltar unas parrafadas con la guasa y el cachondeo que todos tenemos dentro, pues como todo el mundo sabe, hay muchas maneras de decir hijo de puta. Depende de cómo lo entones, de la instrumental o de que frase vaya después puede significar una cosa u otra. El rap es algo serio, pero también es una manera de ser y puede ser una autobiografía, una crítica o simplemente una fabula creada por un MC; pero tiene un mensaje que transmitir a la gente nos considera tipos duros con cara de mala leche. Si no queremos tener esa etiqueta, tenemos que demostrar el ingenio y las miles de maneras que hay para expresar un mensaje al público.

UMO: Antes hablábamos de que has estado apoyando el trabajo de otros artistas, muchos de ellos de tu barrio, cercanos a ti. Aquí nos encontramos una canción que homenajea a las gentes del extrarradio, a los que han crecido y han ido forjándose como personas en comunidad. En la canción nos relatas todo lo enriquecedor que tiene el ser de un núcleo de la periferia, pero, como todo, suponemos que también tiene su lado menos positivo...
JP: Vivir en la periferia es fácil si te has criado aquí, pero para la gente que viene de fuera, muchas cosas pueden ser impactantes a simple vista. Como en todo barrio obrero hay cachondeo, trapicheos y también disputas que acaban en peleas. En un barrio de pasta la gente no se discute por chorradas como el futbol o un préstamo de 20 euros entre colegas (supongo que también discutirán de otras cosas). He trabajado en la zona alta de Barcelona y te puedo garantizar que solo en mi calle hay más bares que en uno de esos barrios de pasta. El alcohol hace estragos y dentro de las conversaciones en las tabernas se pueden llegar a torcer las cosas con dos copas de más. Cada uno se saca las castañas del fuego como puede y eso a veces es la causa de tener que robar o engañar. El que no tiene para comprar pan se busca la vida y se la suda si tiene que hacer daño para conseguirlo. Yo no entro en ese juego y me gano la vida como puedo, a base de dar martillazos en la obra, pero no todo el mundo tiene la suerte de tener un trabajo digno como yo y es una puta lástima. Antes me pasaba la tarde en los bares y ahora los evito, me paso el día en casa componiendo e intentando tirar para arriba con lo que tengo. En la calle me respetan y yo los respeto a ellos. Es simple, no todos han nacido con la suerte de tener la vida solucionada, el dinero se va rápido de las manos y para muchos significa felicidad. Yo al dinero no le doy importancia y trato a todo el mundo por igual. Para mi lo que tiene valor es conocer a las personas, no lo que llevan en sus bolsillos.

UMO: "El Dinero Fácil", como su propio nombre indica, es una crítica en la que más de uno se verá reflejado. Claro está que ha habido mucha gente que ha ganado dinero fácil con el rap. Más allá de los problemas a los que está sometida la industria discográfica, ¿crees que estos personajes tienen algo que ver con que ahora apenas haya sellos de rap y se editen muchos menos discos que en el pasado?
JP: Ganar dinero trapicheando es algo sumamente fácil, pero tiene su riesgo y se llama libertad. Como ya he dicho antes, no todos tienen la suerte de nacer con la vida resuelta, así es como va la cosa por el mundo de la droga. He visto como gente que lo ha tenido todo gracias a los trapis, ahora no tiene nada. El dinero fácil llama a la avaricia y a los buitres. El que se monta en dólar con sus movimientos estratégicos en la calle puede perder el control de la situación y perder hasta la libertad. Con eso digo que todo es muy bonito, pero es algo ficticio: tal y como viene la pasta a tus manos, se va. Y los enganchaillos por una dosis de droga pueden llegar a joderte la vida y a ponerse a dar barrigazos hasta conseguir lo que quieren. No es algo que asocio al rap, claro que muchos han obtenido pasta con la música y luego la han derrochado en dos noches de parranda, pero eso lo hace cualquiera que tenga los bolsillos llenos y que le guste colocarse a base de droga dura. Los sellos discográficos escasean por la crisis y por todo lo que cuesta dar apoyo a un trabajo musical. Editar un disco vale mucha pasta: grabación, mezcla, mastering, diseño, promo, video, etc... Así que hasta que no se arreglen las cosas, esto va para largo. Si no nos dan el apoyo necesario tendremos que subsistir con lo que tenemos, por eso la gente se compra sus cacharros, para poder auto editarse o grabar sus propias mierdas en casa. Yo lo he hecho. Es lo que hay.

Juan ProfundoUMO: ¿Qué tiene Juan Pro en contra del mundo del tarot, los bidentes y adivinos? ¿Por qué crees que la gente le atrae tanto este gremio cuando contamos con que es un grupo de estafadores sin credibilidad?
JP: La televisión de aquí se ha convertido sin duda en yanquilandia. Estoy hasta los mismísimos cojones de ver programas de mierda que duran toda la noche y que se ponen las botas a costa de cuatro desgraciados. Son programas copiados de otros países: realities, programas de prensa rosa... ¿a dónde coño vamos llegar? no creo en videntes, ni en brujos, ni en la puta que los parió, pues si tuvieran tales dones los podrían utilizar para el bien y no para saquear al prójimo. Si esta gente viera el futuro, podrían advertirnos sobre catástrofes o atentados como el 11S. ¿Por qué no lo han hecho? ¿Por qué se dedican a mentir y a sacar dinero de la gente ingenua? es toda una sarta de patrañas. Si la gente necesita saber sobre el mañana y están desesperados, pues es su problema. Yo no digo que no haya gente con algún tipo de don, pero éstos, especialmente, saben vender la moto y la única explicación que tengo para ello es que la desesperación invade sus hogares con la desgracia. Supongo que en momentos así es cuando se creen lo primero que le cuentan, así que, desde aquí quiero cagarme en la puta madre que parió a esos revienta teléfonos que se aprovechan de las desgracias de otras personas. Me gustaría verles en la misma situación, a ver si de verdad se auto resuelven los problemas.

UMO: ¿Crees en el destino? ¿Te preocupa el mañana o eres de los de que llevan a cabo la filosofía del carpe diem?
JP: No creo en el destino, no creo en el mañana, ni en filosofías, ni vivo el momento, ni espero que suceda nada importante. Elijo mi camino y construyo mi propio mañana. Soy consecuente con lo que hago y eso es lo que realmente importa: sembrar para recoger frutos.

UMO: En el disco disparas varias veces hacia los políticos. Teniendo en cuenta que hace muy poco fueron las elecciones en Cataluña y que Joan Laporta, con todo lo que rodea al personaje y lo que se ha destapado de él, sacó 4 escaños por Barcelona, lo que significa tener que sacar un gran número de votos, ¿qué lectura tiene para ti ese dato? ¿Tan mal estaba la cosa con el tripartito o es la cabeza de la gente la que no está bien?
JP: Esto me parece una verdadera basura. Creo que si Yola Berrocal se presentara a las elecciones también habría algún gilipollas que la votaría. Es una fricada, pero la gente no sabe ni lo que vota. Debe ser por esto que estos personajes obtienen gran número de seguidores. Te podría decir que estuve en la manifestación de Catalunya y fue algo sumamente bestia y que a los dos días ganó la selección y se creó otra aglomeración de gente de las mismas características. O somos tontos o no tenemos ni puta idea de lo que es mejor para nuestro futuro. Yo hacía siempre voto nulo, pues no estoy de acuerdo con ningún partido político, pero ya ni eso. Que les jodan, no se merecen mi tiempo.

UMO: Llega la hora de que nos cuentes las intimidades que esconden el Cuarto Cuarta. ¿Qué tiene ese inmueble para que sea el hábitat donde Juan Profundo geste todos sus trabajos?
JP: Cuando entran aquí mis hermanos, ven como les trato y como les doy la elasticidad de trabajar y dejar que me aporten ideas. Francisco V siempre me aporta ideas y yo las aplico. Trabajamos en equipo y lo hacemos por amor al arte, porque es necesario trabajar y sacar cada proyecto sin dejar al público con las ganas de oír o ver lo que aquí se cuece. Todo el que pasa por aquí se queda con las ganas de volver, ya que es un sitio acogedor y les trato como se merecen. No quiero que se vayan pensando en lo que les voy a cobrar por instrumental o en movidas de esas, lo que hago, lo hago porque disfruto y le doy a cada proyecto su importancia. He visto estudios en los que la gente graba y los técnicos tratan el material como algo que tienen que hacer rápido para cobrar lo antes posible. Cada trabajo que yo hago me lo tomo como algo personal y me pongo a 100x100 en ello. No deja de ser un home estudio, pero con algo que no tienes en los estudios: tranquilidad en lugar de estrés y prisas.

UMO: Has dedicado una canción a los mil y un nombres con los que se han dirigido a ti. Pero en el track no se oye por ningún lado el de Juan Palomo que bien podría hacer justicia a tu quehacer...
JP: En "Soy One" me he dejado tantos nombres, que si los hubiera metido todos la canción habría pasado a durar 10 minutos (risas). Pero si, supongo que ese nombre también lo podríamos mencionar.

UMO: Tomando como referencia el tema de "16 Años En Cada Pata", aunque físicamente no te haya pasado factura superar la treintena y rapeando has ido a mejor, digo que de algún modo habrás notado el cambio de década, ¿no? ¿No eres de los que habla del paso del tiempo con nostalgia y anhelo?
JP: El paso de los años nos aporta sabiduría y experiencia a la hora de hacer las cosas. No miro hacia atrás porque lo tengo todo asimilado y eso me vale a la hora de hacer mi camino en la vida. Es bueno hablar de cosas que a uno le han pasado, si, pero es mejor proyectar ideas para hacer en el presente.

UMO: Tus textos recogen que el rap es tu droga y que amas el hip-hop. También manifiestas tu desaprobación con muchas de las cosas que ves en la escena actual. Pero cuando ves esas actitudes con las que no comulgas, ¿te planteas si realmente compartís el mismo gremio y los mismos ideales? ¿Por qué crees que los que en los noventas predicaban unos ideales ahora prestan una imagen de maniquís de escaparate?
JP: Yo soy una persona sencilla y veo que muchos quieren aparentar más de lo que son. ¡Joder macho, pero si a muchos de esos mierdas los conozco de toda la vida! me da vergüenza verlos, ver como intentar ser como sus jodidos ídolos yanquis, vestir igual o parecerse a ellos, incluso hasta en las expresiones. ¿Si estamos en el mismo gremio? Prefiero decir que se han pasado al lado oscuro, por denominarlo de alguna manera. No compartimos los mismos ideales, puesto que ellos no saben ni siquiera lo que quieren en la vida. El pasar de criticar lo injusto, como es el racismo o el sistema que nos maneja, a adorar el dinero y moverse en ese círculo ficticio de consumismo, solo me da en pensar que esa gente son de los que no tienen ideales propios, ni principios, ni personalidad. Yo busco hablar de realidades y del día a día. De una sociedad en la que se debería valorar a las personas como personas, sin intereses ni avaricias. Así es como pensaba antes y como pienso ahora.

UMO: El disco se cierra con "El Blues Del Encofrador", una canción donde te vemos en tu salsa, con tu seña de identidad plasmada en estado puro. Pero, ¿te cuesta mucho cambiar el rol del curro, del que te da de comer, con tu sueño y lo que te llena de algún modo, como es el rap? ¿Esperas que llegue el día en que puedas vivir plenamente del rap o por la experiencia vivida hasta ahora prefieres no hacerte ilusiones?
JP: Hablar de mi trabajo es algo que me gusta, pues sin duda es algo real, como la vida misma. Es normal encontrarte con amistades y hacer preguntas como: ¿estás currando? ¿Estás parado? es algo del día a día. En ocasiones, necesitamos desahogarnos y contar las batallitas del curro para aliviar un poco el estrés. Como yo hay miles y supongo que se sentirán identificados con temas como "El blues del encofrador". Muy poca gente vive del rap en este país y son muy afortunados, pero no debemos olvidar que todo tiene un principio y que todos empezaron de cero. Si me tocara la lotería he hiciera dinero a porrillos, seguiría hablando de cosas por las cuales se ha de luchar y apoyaría a gente nobel que se merecen estar arriba, ya que son muchos los talentos desaprovechados que vagan por las redes pasando desapercibidos. Me considero un tío afortunado, porque siempre he hecho con mi música lo que me ha salido de los machos, tanto editada como no. sin censura y sin guiones a seguir. Sigo mis principios y soy fiel al rap puro, como protesta, como libertad de expresión que es verdaderamente el significado que tiene el hacer rap para mí. No espero nada, ni me hago ilusiones, ya que haciendo lo mío, disfruto como el que más y la gente que me rodea sabe lo que hay. Con lo justo me mantengo y me conformo con ser yo mismo tío.

Fotos: SFDK Records/BOA Music