13/12/09 TOP 10 UMO: A falta de menos de 12 horas para que finalicen las votaciones, Rihanna y Gucci Mane mantienen una dura lucha por el nº1. ¿Quién lo conseguirá? Depende de ti. Vota ya por tu canción favorita hasta las 0h00 (hora peninsular) de hoy.

jueves 19 de noviembre de 2009

CONCIERTO: The Pepper Pots. Sala Caracol (Madrid, ESP). 18/11/09

Haz click para leer la crónica completa y ver más fotosPor Miguel Caamaño

Los Pepper Pots presentaban su último disco en Madrid con la vitola de ser ilustres allende nuestras fronteras. Habían virado en este Now su propuesta hacia un Soul muy Motown dejando un poco de lado su inspiración jamaicana, aunque con permanentes guiños a este pasado musical.

Nada menos que siete músicos inconmensurables y tres voces de las de antes, de las que cantan e interpretan, no poniendo caritas forzadas de negra enfadada sin saber de qué va esto.

Todo: los trajes, la presentación, su inglés creíble, los temas entremezclados, los detalles más insospechados para nostálgicos escépticos, estaban vigilados y mimetizados hasta el paroxismo. La conclusión fue un recital que parecía sacado de un concurso de talentos de los de hace casi medio siglo. Esos peinados, esa manera de introducir las canciones, esa forma de sonreír (una de las sonrisas todavía se me aparece en sueños) y sobre todo, ese rotundo amor y fe en que la música lo puede todo a pesar de tocar en una desaliñada sala (que todo dicho sea de paso parece anclada en los años ochenta).

Lo único que no entendimos es que el show fuera anunciado para las nueve de la noche y no empezara hasta una hora después. Quizás para esperar a esos seguidores aletargados que quisieron acudir cenados un miércoles noche con un clima que desde luego acompañaba muy mucho.

Los coros se fueron alternando de una manera magistral entre unas voces femeninas que ya se notaban compenetradas y felices de estarlo. Los guiños musicales a la ciudad del Motor o a Phil Spector y su "Muro del Sonido" con homenaje a las Supremes y a las Ronettes incluido deja entrever que no esconden sus influencias.

Los moños, las diademas, los movimientos estaban en perfecta armonía con melodías que desgranaban los sentimientos de adolescentes ilusionados con el amor de una manera casi virginal.

Mención aparte merece una banda en la que todo estaba conjuntado: los vientos, la batería, un órgano Hammond que nos transportó a momentos inolvidables y, en definitiva, un sonido que tan pronto viajaba a Jamaica como a la Costa Este de los Estados Unidos. Ello demostró que la versatilidad de los Pepper Pots es un hecho contrastado, además de un look muy mod muy cuidado.

Así pues, con un público entregado, los 75 minutos que duró esta memorable actuación, bis de Stevie Wonder incluido ("Uptight"), fueron una delicia que demostró a las claras que somos pocos pero felices de valorar un sonido que jamás pasará de moda.

  • Haz click para las fotos ampliadas
Foto por Selector Marx Foto por Selector Marx
Foto por Selector MarxFoto por Selector Marx
Foto por Selector MarxFoto por Selector Marx

Fotos: Selector Marx